Blogia
cincoestrellascubanas

Responde Cuba con 12 puntos a tres medidas anticubanas de Bush

Responde Cuba con 12 puntos a tres medidas anticubanas de Bush Felipe Pérez Roque, ministro de Relaciones exteriores de Cuba, dio a conocer una declaración oficial ante el discurso del Presidente de los EE UU quien anunció tres medidas anticubanas, que fueron comentadas por el titular cubano antes de explicar los 12 puntos que George W. Bush debería proponerse como agenda.

En conferencia de prensa el Ministro afirmó que tal trilogía de nuevas iniciativas prueba que casi no queda nada que ensayar contra Cuba.

La primera medida –dijo- movería a risa si no estuviera insertado en un recrudecimiento de la política contra Cuba. Tras referirse a que Bush otorgaría licencias para suministrar computadoras y acceso a Internet si el gobierno cubano lo permitía, explicó que pese al bloqueo y que no se pueden comprar PC con componentes norteamericanos, existen más de 500 mil instaladas en el país, donde el próximo año habrá otras 150 mil y se ensamblarán 120 mil por año.

Señaló que esos equipos serían traídos por organizaciones pantallas del gobierno de los Estados Unidos, lo cual es una oferta que Cuba rechaza y no toma en serio.

También expresó que en la Isla funcionan 602 joven clubes de Computación y Electrónica con más de 7 mil computadoras y se ofrece acceso gratuito a Internet, más de dos millones de cubanos por año reciben 32 tipos de cursos de computación que incluyen programas especiales para ciegos, discapacitados y ancianos.

El segundo engendro fue un programa de becas para Cuba, que tiene 65 universidades con 99 carreras, y 730 mil alumnos, lo que significa que 69 de cada 100 cubanos en edad de cursar altos estudios están en ese nivel de enseñanza, siendo la más alta tasa entre los países del Tercer Mundo y que compite a nivel internacional.

Pérez Roque ridiculizó la medida de Bush con su programita para formar cuadros a la contrarrevolución y grupos mercenarios, en un país que acoge a estudiantes de 120 naciones, que gratuitamente forman en la Isla 23 mil médicos y 7 mil en otras especialidades.

Agregó que hay 70 mil cubanos becados en las universidades donde les ofrecen alimentación, alojamiento, estipendio, libro, atención médica gratuita, y se ha universalizado el acceso a este nivel en un país que hoy tiene más de tres millones de estudiantes cuyos logros en esta materia son reconocidos.

Esos mismos familiares de los mercenarios que pagan en Cuba –expresó-, no tienen vedado su acceso a la educación, la salud y otros servicios, pues nadie les niega el ingreso, incluso aun siendo gente que no comparta las ideas de la Revolución.

En relación con el la tercera medida consistente en la creación de un llamado fondo internacional para la libertad de Cuba, el titular de Exteriores denunció la intención de tratar de derrotar a la Revolución, pero que otros aporten el dinero y de paso aprovecha para “pasar el cepillo”.

DOCE PUNTOS

Pérez Roque al explicar los 12 puntos que Cuba cree que Bush debería proponerse realmente como agenda para Cuba, expuso que el régimen de los Estados Unidos debe respetar el derecho de los cubanos a su independencia, soberanía y libre determinación, tener sus instituciones, sistema político y leyes, lo cual no es competencia del gobierno norteamericano por poderoso que sea.

Segundo, debe cesar de inmediato su política de agresiones y amenazas, que además son inútiles, y tercero, dejar de intervenir groseramente en los asuntos internos de Cuba y renunciar a la idea fallida de fabricar una oposición interna con dinero de los EE UU que debe dejar de financiar a sus grupos mercenarios dentro de la Isla.

Cuarto, el régimen de Bush debe poner fin a la subversión, a la guerra radial y televisiva y desmontar las mal llamadas Radio y TV Martí, que son una ofensa al pueblo cubano porque ensucian el nombre del Héroe Nacional de Cuba en transmisiones que alientan el sabotaje económico y la violencia, el asesinato político.

Quinto, levantar de inmediato el bloque económico, comercial y financiero, para lo cual el presidente de los EE UU tiene que derogar y lograr que el Congreso lo haga, pues aunque dijo que podría hacerlo el día que se derrote a la Revolución, no es así, pues según la ley norteamericana, los presidente no tienen esa facultad, y el Congreso no lo autorizará hasta que se devuelvan todas las propiedades de los ciudadanos norteamericanos.

Debe derogar leyes como la Helms Burton y Torricelli.

Sexto, debe eliminar la prohibición de viajes de los norteamericanos a Cuba, lo cual es una violación de un derecho constitucional, y permitir visitar familiares en Cuba.

Séptimo, dejar de estimular salidas ilegales desde Cuba, derogar la criminal Ley de Ajuste Cubano, la política de pies secos y pies mojados, que estimulan el tráfico de personas y los actos violentos para emigrar, por lo cual el Canciller responsabilizó a George W. Bush con las muertes de mujeres y niños en el mar y señaló que debe cumplir los acuerdos migratorios y otorgar el número de visas para que los cubanos puedan salir legalmente como se comprometieron y han incumplido este año, así como devolver a los interceptados en alta mar para desestimular esa práctica.

Octavo, cesar las agresivas campañas de propaganda sucia y mentiras contra Cuba, a los cuales se destinan cuantiosos recursos como nunca antes se había hecho.

Noveno, liberar a los Cinco luchadores antiterroristas presos políticos en cárceles norteamericanas.

Décimo, extraditar a Venezuela o enjuiciar en los Estados Unidos a Luis Posada Carriles, libre por maquinaciones de las más altas autoridades norteamericanas y que a pesar de ser autor intelectual de la voladura de un avión cubano, se pasea libremente junto al otro terrorista Orlando Bosch, perdonado y dejado libre por el padre del actual Presidente.

Ambos –aseguró- son antiguos agentes de la CIA, terroristas entrenados por la Agencia Central de Inteligencia en los años en que el padre del actual presidente era director de la CIA, pero son protegidos por el Gobierno porque temen que rebelen secretos que conocen, sobre todo de los crímenes de la Operación Cóndor y los planes anticubanos.

Debe –agregó- eliminar la impunidad a grupos terroristas que aparecen en los medios de prensa entrenándose con armas pesadas.

Onceno, debe cerrar de inmediato el centro de torturas que creó en la base naval de Guantánamo y cuya existencia defiende pese a la repulsa mundial, es el lugar donde se aplican prácticas prohibidas por convenciones internacionales de torturas contra los prisioneros, como el sometimiento a altas y bajas temperaturas simulación de asfixia, castigos, tratos crueles e inhumanos.

El Ministro cubano se preguntó en nombre de qué derechos humanos habla Bush cuando todos saben que lleva sobre sus hombros la muerte y tortura de presos muchas veces inocentes.

Y apuntó que también debe devolverle el territorio de Guantánamo que ocupan ilegalmente en contra de la voluntad de Cuba.

Por último, deben cesar las presiones contra la comunidad internacional para que aprueben su política anticubana.

Pérez Roque enfatizó en que fracasará, podrá encontrar unos pocos aliados que por miedo o falta de valor lo secunden, pero no tiene apoyo para esta política y no logrará sus designios de derrotar a la Revolución. A Cuba -expresó- no la tendrán, pues tendrían que exterminar a un pueblo entero y en Irak y en Vietnam se probó que ningún ejército es invencible ante un pueblo que lucha por su patria.

MAYÚSCULO RIDÍCULO DE BUSH

La conferencia de prensa del ministro cubano fue transmitido durante el horario del programa radiotelevisado Mesa Redonda, en el cual su conductor Randy Alonso se refirió a que el ridículo fue tan mayúsculo que a la hora de iniciar el acto en el cual habló el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush solo había 40 personas en sala de 200, por lo cual hubo que ocupar asientos con personal del Departamento de Estado a esa ceremonia a la cual estuvieron invitados el cuerpo diplomático y también embajadores ante OEA, pero que muy pocos acudieron y no aplaudieron durante el discurso.

Al referirse a las palabras del mandatario norteamericano, Pérez Roque ridiculizó las afirmaciones de Bush de que en Cuba es ilegal mudarse, reunirse tres personas, y que EE UU es el mayor proveedor de ayuda humanitaria a la Isla con 270 millones de dólares, lo cual es un nuevo record de la impudicia, pues son los mejores hijos de nación los que por vías disimiles enviaron sorteando dificultades 5 millones de dólares en materiales, ómnibus y computadoras de uso.

Es lo que han traído Pastores por la Paz, Organizaciones No Gubernamentales, en abierto desafío a la persecución del régimen de Bush, y es apreciado como expresión de los mejores valores norteamericanos en el año de mas bloqueo y persecución.

Bush ha hecho un llamado desesperado –consideró el titular cubano- a otros países para sumarse al bloqueo y la subversión.

Las palabras de hoy reconocen que está solo en su política. Ha habido apelación reiterada y desesperada y ha dictado lo que deben hacer esos gobiernos y sus embajadas en La Habana, lo cual prueba que no tienen reconocimiento y apoyo.

Pérez Roque dijo que son los más poderosos, pero no los más respetados, son temidos, pero no queridos y apoyados, y que Bush choca con que la comunidad internacional rechaza casi universalmente el bloqueo, y crece la admiración y el reconocimiento a Cuba.

Mientras Bush leía la diatriba anticubana que le prepararon –apuntó- en Paris, Cuba resultaba elegida miembro del Consejo Ejecutivo de la UNESCO por 157 de los 175 votos posibles, el país con más votación del tercer mundo, el que más votos obtuvo en el hemisferio occidental incluyendo a los EE UU.

Recordó que 183 de los 192 miembros de Naciones Unidas apoyaron a Cuba en contra del bloqueo, política que no levanta simpatía tampoco en los Estados Unidos.

Hay además –dijo- una clara frustración en las palabras de Bush. El hecho de que Cuba ha derrotado todos sus planes, la Revolución sigue firme, eso le obsesiona, estamos ante un Presidente con una obsesión. La economía cubana se fortalece, los esfuerzos fructifican, ha resistido con madurez política y unidad los duros años del Período Especial.

El Canciller valoró que crece la unidad de nuestro pueblo. Acabamos de tener elecciones ejemplares como prueba en masividad popular sin que el voto fuera obligatorio, mas del 95 por ciento de asistencia con más de 8 millones 100 mil participantes, lo cual es una muestra ejemplar de civismo y cultura política, donde no se dio un escándalo como cuando a Bush lo eligieron fraudulentamente. Cualquier observador honesto tiene que reconocer la normalidad y participación popular en Cuba en medio de un debate popular ejemplar sobre nuestras dificultades y problemas, estimulados por el Partido a partir de la discusión del discurso de Raúl Castro el 26 de julio.

Entendemos esta reacción –sostuvo- como fruto de la desesperación, a Bush se le acaba el tiempo y no puede cumplir su promesa y eso no lo hace menos peligroso, por supuesto, pero además, hay en su discurso un intento vano y ridículo de reclutar para seguir a su política a los militares cubanos, a los integrantes de las FAR, y el MININT, les promete perdonarles la vida después que tome el control de Cuba si ahora a tiempo se arrepienten de servir a su pueblo y a su Revolución.

Dirigiéndose al mandatario norteamericano, le dijo: Usted delira, está delirando, usted está hablándole a un ejército libertador y olvida que en Cuba el ejercito es el pueblo uniformado, que más de 300 mil cubanos enfrentaron al régimen del apartheid que Estados Unidos y otros países apoyaron. Esos compatriotas -explicó- hicieron posible la liberación de Namibia y garantizaron la integridad territorial de Angola, la excarcelación de Nelsón Mandela.

Usted le promete a los combatientes de la Seguridad Cubana, perdón para el futuro. Esos hombres –apuntó- llevan medio siglo derrotando más de 600 planes para asesinar a Fidel y derrotaron las bandas organizadas y abastecidas por el gobierno norteamericano en las montañas cubanas, han derrotado el terrorismo contra Cuba.

Se equivoca, -aseveró- cuando le promete perdón a los funcionarios del gobierno si traicionan a su pueblo y se pasan de bando y se presentan ante usted. Usted se equivoca, no conoce a este pueblo, no son de la categoría de los mercenarios que pagan aquí.

Por cierto -dijo- que los mercenarios pagados aquí por los servicios especiales a los cuales le dedicaron el año pasado 9 millones y ahora 45 millones, estaban en la Sección de Intereses viendo en vivo y aplaudiendo junto a los diplomáticos norteamericanos discurso de Bush.

El Canciller reivindicó el derecho de la Revolución a defenderse y a emplear todos los recursos dentro de las leyes y ética para defender a la Revolución.

Ha habido el intento en ese discurso de justificar su política hacia Cuba en una supuesta defensa de la democracia y los derechos humanos y nosotros respondemos que Bush no tiene autoridad moral para dictarles a los cubanos lo que deben hacer, afirmó.

En sus palabras dijo que Bush avergüenza a sus compatriotas, autorizó cárceles secretas, vuelos clandestinos, legalizó el uso de la tortura a los presos, mantiene el centro de torturas en Guantánamo (mundialmente repudiado), autorizó la invasión y ocupación de Irak que ha costado más de medio millón de vida de civiles inocentes.

Además, invitó a otros países a sumarse a su política fallida, que nadie en el mundo comparte.

Sus planes van a estrellarse, Cuba no negocia su soberanía, no será puesta de rodillas, no va a rendirnos con su bloqueo y su intento de rendirnos por hambre y enfermedades, proclamó.

No seremos amedrentados -aseveró- ni la unidad vulnerada, Cuba se une más ante las amenaza, y para el pueblo de los EE UU tenemos un mensaje de respeto y de amistad, no los culpamos del sufrimiento que el régimen que padecen, causa a nuestro pueblo.

Estamos seguros de que un día podrán tener relaciones normales con pequeño país vecino, cuyos médicos estuvieron dispuestos a ir, cuando el Katrina, a llevar alivio y curación a damnificados, pero este régimen lo impidió y los condenó a morir sin asistencia médica porque eran negros y pobres.

También envió un mensaje de aliento y condolencias a los ciudadanos de California que están padeciendo los incendios en estos momentos.

Al explicar el mensaje de amistad, el Ministro cubano dijo que los cubanos no se confundens, pues es un pueblo con cultura política, con principios y decoro y sabe que los norteamericanos son victimas, como los cubanos, de esta política, y un día también se van a librar de esta tiranía que manda a sus hijos, por ser pobres, a luchar en tierras lejanas, a matar y morir para robarles a los pueblos sus recursos y favorecer intereses de cúpula que van tras el petróleo y recursos naturales.

Nosotros -manifestó- reaccionamos con indignación, pero con serenidad, no amenazamos, y nos preparamos, no alardeamos, no nos jactamos, mantenemos nuestro rumbo. No hay fuerza humana ni natural en el mundo capaz de hacer desistir a los cubanos de sus sueños de libertad, justicia e independencia.

En estos días en que se cumple 45 años de la Crisis de Octubre y cuando estamos a pocos días de la próxima votación en la Asamblea General de NN UU quiero subrayar que hay, en este momento, en el pueblo cubano, la misma serenidad, entereza, sentimiento de unidad nacional y de orgullo patrio que en aquellos días luminosos y tristes en que el pueblo cubano estuvo dispuesto a enfrentar el holocausto nuclear antes que renunciar a sus principios y soberanía, expuso.

Pérea Roquye rechazó una por una cada palabra de amenaza y chantaje contra Cuba, cada frase llena de odio y le dijo a Bush que lo que está llegando es el día de que el pueblo de EE UU y el mundo se libren de él y se levante el bloqueo, y que sus amenazas no sacarán a Cuba de la construcción de una sociedad más justa, humana, libre, de más socialismo y revolución.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres