Blogia
cincoestrellascubanas

MUJERES DEL MUNDO UNIDAS EN LA SOLIDARIDAD CON CUBA

Reunidas en la sede habanera de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, representantes de la comunidad diplomática femenina acreditada en Cuba asistieron a un encuentro con madres y esposas de los héroes cubanos, conocidos como los Cinco.  Estos hombres, que permanecen desde hace 9 años en diferentes cárceles estadounidenses de máxima seguridad, fueron sentenciados a condenas de entre 15 años y cadenas perpetuas por prevenir a su país de las actividades terroristas de organizaciones anticubanas radicadas en la Florida.  La arbitrariedad e injusticia del proceso judicial gestado por el gobierno de Estados Unidos contra René González, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, ha hilvanado una gigantesca red mundial de solidaridad con su causa. Hasta el presente,  grupos y movimientos sociales en diversas regiones del planeta,   crearon Comités para reclamar su libertad.  La Organización de la Naciones Unidas (ONU), en mayo de 2005 y a través del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos, decretó que el arresto de los Cinco era arbitrario e ilegal, al tiempo que reclamó a Washington la inmediata liberación de ellos. El pasado 12 de septiembre una nueva campaña global de solidaridad fue convocada por el Comité Internacional por la Libertad de los Cinco –cuya sede está en los mismos Estados Unidos-, en aras de juntar voces y manos para estar del lado de Cuba, de estos hombres y de su lucha.  Como parte de este batallar incansable, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL), y la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), propiciaron la reunión entre los familiares de los Cinco y la diplomacia femenina acreditada en la Isla.   Elizabeth Palmeiro y  Olga Salanueva, esposas de Ramón y René, respectivamente,  expusieron la situación actual de los Cinco y sus familiares cuyos derechos humanos son irrespetados de manera permanente. Al decir de Elizabeth, en estos momentos están a la espera de que se pronuncien los jueces que analizan el más reciente proceso de apelaciones emprendido por los abogados de la defensa. Una respuesta que puede tardar un tiempo impredecible.  Esta actitud de mantener a los Cinco, sus familias y al mundo en la incertidumbre, lleva el mal intencionado propósito de acallar las miles de voces que poco a poco se van levantando a favor de la causa de los héroes cubanos, explicó Palmeiro. “Ellos quieren silenciar nuestro caso, mientras el gobierno de Estados Unidos ampara a terroristas y asesinos como Posada Carriles,” dijo. Al final de sus palabras,  Elizabeth advirtió sobre lo importante de la presencia de la mujer y su empuje en la batalla que se libra para reclamar la libertad inmediata de los antiterroristas cubanos. Recordó que ese mismo apoyo internacional logró la liberación del legendario luchador sudafricano, Nelson Mandela. Por su parte, Olga Salanueva  enumeró  ampliamente el sufrimiento y las sanciones psicológicas que el gobierno de la Casa Blanca no deja de agregar a los Cinco y sus esposas, madres e hijos. Un recargo que va desde celdas de castigos, aislamientos y malos procedimientos judiciales hasta la demora planeada o la negativa a otorgar visas para que los familiares más cercanos los visiten en sus cárceles. De manera particular, Salanueva expuso la situación que viven Adriana Pérez, esposa de Gerardo y ella misma.  El Departamento de Estado les niega constantemente la posibilidad de ver a sus esposos. De hecho han convertido la autorización del visado en un asunto de connotaciones políticas.  “Hablo del caso más grave que es el de Gerardo, con dos cadenas perpetuas más 15 años. Con él Estados Unidos ha mostrado todo el ensañamiento de su sistema judicial. Pero que, además, tiene otra condena: la prohibición absoluta de que su esposa lo visite.”  Olga recordó la única ocasión en que a Adriana le fue otorgada la visa. “La dejaron salir y llegar al aeropuerto de Huston. Allí la retuvieron e interrogaron por 11 horas para luego ser retornada a Cuba sin dejar que viera  a Gerardo. “Nuestros familiares llevan 9 años en prisión –dijo Olga-, y las esposas que han podido ir solo lo han hecho en 5 ocasiones. Se trata también de los hijos que crecen lejos de sus padres, a los que han visto muy pocas veces en todos este período.” Magaly Llort, madre de Fernando, en sus breves y emotivas palabras se refirió al reciente viaje que ella y otras madres y esposas de los Cinco realizaron por algunos países africanos. En foros de solidaridad organizados en Angola, Namibia y Sudáfrica, estas mujeres recibieron muchos mensajes de apoyo a su lucha. A la vez Magaly solicitó a las integrantes de la comunidad de mujeres diplomáticas presentes en la oficina de la FDIM,  toda su colaboración para que divulguen en sus países la verdad de los Cinco cubanos. En este sentido, la Excelentísima Señora Claudia Grace Uushona, embajadora de Namibia en la Isla, muy emocionada habló a nombre de su pueblo y expresó la hermandad que une a namibios y cubanos y el apoyo demostrado a los familiares de los cinco.  “Para nosotros la lucha de ustedes es nuestra lucha. Entendemos el dolor sufrido por ustedes, porque también nosotros sufrimos, durante largos años de lucha, el hecho de estar separados de la familia. Yo misma estuve, 17 años apartada de mis padres. Por eso la lucha debe continuar.” Dora Carcaño,  Coordinadora regional del FDIM, declaró que el encuentro entre familiares de los Cinco y las mujeres diplomáticas es el aporte de ese organismo a la campaña global a favor de la libertad de los héroes cubanos. Carcaño señaló la necesidad de continuar creando Comités de solidaridad en lo que llamó “de mujer a mujer”, para respaldar, de forma particular, a Adriana y Olga en sus demandas para poder visitar a sus esposos. A nombre de la OSPAAAL, Alfonso Fraga, insistió en la importancia de mantener el espíritu de lucha que logre derribar el muro de silencio impuesto alrededor del caso.  Aun cuando ha comenzado a desmoronarse gracias al empuje solidario en muchas partes del mundo. Y recordó que los Comités creados ya suman 315 en 115 países.  Al clausurar el acto, Yolanda Ferrer, Secretaria General de la FMC, se dirigió a las diplomáticas alertando cuán permanente es la presencia de los cinco en cada espacio de la isla.  “La familia de los cinco –dijo-, se ha hecho inmensamente grande, hoy ellos son parte de cada una de las familias cubanas. Como parte de una organización de mujeres nos llenan de orgullo estas esposas y madres. Sobre estos cinco Héroes cubanos se ha volcado el odio de 50 años de Estados Unidos contra Cuba, un gobierno que ha manipulado de todas las formas posibles la opinión pública mundial. Entramos al décimo año de campaña, incluso desde dentro mismo de Estados Unidos y esto ha sido posible porque tenemos la razón. “ 

Sus palabras finales estuvieron dedicadas a Vilma Espín,  histórica Presidenta de la FMC, recientemente fallecida.  Para ella “la causa de la libertad de los cinco fue siempre una prioridad absoluta, y en todas las tribunas en que levantó su voz estuvo presente su denuncia de lo que ha ocurrido con ellos. También su convicción de que nuestros héroes regresarán un día,” concluyó Yolanda Ferrer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres