Blogia
cincoestrellascubanas

DECLARACION DEL 1º ENCUENTRO DE SOLIDARIDAD CON LA CIUDAD DE LA HABANA

Este 1º Encuentro de Solidaridad con la Ciudad de La Habana ha sido organizado por el Ayuntamiento de Casarrubuelos (Madrid) y la Asociación “Queremos a Cuba” de Málaga.

Ha contado con la presencia de ayuntamientos de la región de Madrid, de Andalucía, de Euskaki, Comunidad Valenciana, de la Provincia de Toledo y del Poder Popular de la Ciudad de La Habana.

El Comité Internacional por la Libertad de los Cinco presentó al plenario la siguiente declaración:

Desde hace más de cuatro décadas La República de Cuba es objeto de una política de agresión sistemática que incluye el terrorismo planeado, organizado, financiado y dirigido desde suelo norteamericano cuya cara visible son las organizaciones cubano-americanas afincadas particularmente en Miami que operan con total impunidad y con el beneplácito de las distintas Administraciones.

En 17 de junio de 1998, tras una larga serie de atentados y amenazas de bomba contra ciudadanos e intereses cubanos, el Gobierno de Cuba presentó al FBI un memorando sobre acciones terroristas. En una Nota Diplomática del Departamento de Estado de los EEUU dirigida a la Sección de Intereses  de Cuba en Washington de 5 de noviembre de 1999), el Gobierno de los EEUU reconoció que residentes estadounidenses habían participado en una conspiración terrorista relacionada con los atentados con bombas. Aún reconociendo estos graves hechos, las distintas Administraciones norteamericanas no hicieron nada y la República de Cuba seguía y sigue sometida a amenazas, violaciones del espacio aéreo, intentos de asesinato de su Presidente, agresiones bacteriológicas, una invasión militar, etc. En 1976 un atentado terrorista criminal costo la vida a 73 personas cuando un avión de Cubana de Aviación exploto en medio vuelo.

A comienzo de los noventa, en medio de una gran crisis económica debido a la caída del bloque socialista donde Cuba perdió a su principal socio comercial, conocida como el Periodo Especial,  Cuba comenzó a desarrollar la industria turística. Para desalentar a los turistas, los grupos de derecha de Miami comenzaron a accionar contra hoteles, colocando artefactos explosivos. Uno de ellos termino con la vida de Fabio DiCelmo, un turista italiano que se encontraba en el lobby del Hotel Copacabana.

Ante la pasividad de la Administración estadounidense para poner fin a estas acciones contra Cuba preparadas desde territorio norteamericano y en virtud del derecho a la autodefensa que asiste a un país para prevenir y eliminar amenazas a la paz recogido en la Carta de las Naciones Unidas,  la República de Cuba decidió enviar a personas cuya única misión era monitorear futuras agresiones contra Cuba integrándose para ello en estas organizaciones terroristas cubano-americanas e informar a Cuba de futuros planes y ataques.

Estas personas son Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, René González, Antonio Guerrero y Fernando González, internacionalmente conocidos como los Cinco cubanos.  Fueron arrestados, encarcelados, confinados en celdas de castigo durante 17 meses cuando el máximo autorizado es de 90 días en cinco cárceles distintas.  Fueron sometidos a un juicio amainado en un controvertido proceso en la ciudad de Miami que no reunió las garantías procesales necesarias y finalmente condenados a penas severas que oscilan entre los 15 años de privación de libertad y dobles cadenas perpetuas llevando en la actualidad  9 años encarcelados negándoles, además, a dos de ellos el derecho de visita de madres, mujeres e hijos.

Se les imputan los cargos de conspiración para cometer espionaje y conspiración para cometer asesinato. Ninguno de estos cargos ha podido ser demostrado por las Autoridades norteamericanas. Los Cinco nunca accedieron a material clasificado y en ningún momento pusieron en peligro la seguridad de los EEUU

El 9 de agosto de 2005, la Corte de Apelaciones de Atlanta determinó por unanimidad la revocación de todas las sentencias ante el cúmulo de irregularidades pero la Fiscalía General cuestionó el fallo y el 9 de agosto de 2006 el tribunal ratificó las condenas iniciales, desechando la opción de un nuevo juicio.

El 20 de agosto de 2007, la Corte de Apelaciones se vuelve a reunir y la Fiscalía no puede aportar prueba alguna que demuestre los cargos imputados a los Cinco.

El Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas declaró el 27 de mayo de 2005 que a partir de los hechos y circunstancias en que se celebró el juicio,  de la naturaleza de los cargos y de las severas sentencias dadas a los acusados, el juicio no tuvo lugar en el clima de objetividad e imparcialidad que se necesita para concluir que cumple con las normas de un juicio justo como se define en el artículo 14 de la convención internacional de derechos civiles y políticos y por tanto solicitó al gobierno de Estados Unidos que adoptara las medidas necesarias para remediar esta situación.

En enero de 2006 y 2007 Amnistía Internacional se pronuncia dirigiéndose al Gobierno de los EE.UU cuestionando el juicio y solicitando la entrega de visados

En 8 ocasiones, incluyendo el pasado 12 de septiembre, el Gobierno de los EE.UU viene negando sistemáticamente los visados a Olga Salanueva y Adriana Pérez, esposas de René González y Gerardo González contraviniendo las normas internacionales y yendo en contra el tratamiento humanos de los prisioneros.

La solidaridad internacional con la causa de estas cinco personas injustamente condenadas está activa desde todos los rincones del planeta. Su causa ha sido apoyada por el Parlamento Europeo, el Parlamento Iraní, belga, irlandés, británico, numerosos alcaldes norteamericanos, congresistas norteamericanos, alcaldes y ayuntamientos del Estado español, ongs y el movimiento mundial de solidaridad que con su apoyo y denuncia permanente han logrado romper el muro del silencio impuesto en este caso.

Es tal el cúmulo de injusticias contra los Cinco, que en una reciente carta abierta, Lawrence Wilkerson, ex jefe de despacho de Colin Powell dice “"Estos hombres no tenían armas, no planearon daño físico alguno contra Estados Unidos, y fueron motivados por la idea de proteger a sus compatriotas de una invasión y de ataques repetidos por cubanoamericanos viviendo en la Florida",

"Tenemos que preguntarnos también cómo puede ser que hemos llegado a constituir un santuario para presuntos terroristas? ¿Cómo puede ser que los Estados Unidos de América pudieran ocupar un lugar en nuestra propia lista de patrocinadores del terrorismo?"

"Si los hechos son como el abogado Weinglass los reporta, este caso alcanza realmente el fondo del barril. Tuve mucha dificultad en creerlo pero, yo no tengo nada para refutar la magnífica presentación del señor Weinglass. Más que eso, yo me encontré durante cuatro años en la administración Bush: conozco la profundidad a la cual nuestro gobierno puede hundirse. Tortura. Mentiras. Falsa inteligencia. Tiranía". "Esto es una parodia de justicia",

Por la libertad de los Cinco cubanos presos en los EE.UU

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres