Blogia
cincoestrellascubanas

Exigen visa para Olga y Adriana en Washington: “El aislamiento de Gerardo y René es ilegal"

WASHINGTON.-“Conozco a Olga y Adriana, las esposas de los de los Cinco cubanos presos en Estados Unidos. Doy fe de que no merecen el sufrimiento que padecen”, afirmó en una presentación en esta ciudad la reverenda Joan Brown Campbell.La ex secretaria general del Consejo Nacional de Iglesias y el abogado José Pertierra, representante del gobierno venezolano para la extradición del terrorista Luis Posada Carriles, sostuvieron este martes un encuentro con personalidades de las artes y la política en el centro cultural Busboys and Poets de la capital norteamericana, como parte de la campaña internacional a favor del otorgamiento de las visas a Olga Salanueva y Adriana Pérez para que puedan visitar a sus compañeros en la cárcel.  “Ellas no representan un peligro a los EE UU”, afirmó Cambell, y condenó la crueldad de las autoridades norteamericanas: “Si no se reconsidera esta decisión, es posible que Adriana jamás pueda volver a ver a su esposo, que fue condenado a dos cadenas perpetuas, más 15 años de prisión.”  Comentó que Adriana le dijo que desea tener un hijo con Gerardo.  “El derecho a la visita conyugal es fundamental”, argumentó la Cambell.Joan Campbell, quien propició la visita a Estados Unidos de las abuelas de Elián González –el niño que fue secuestrado por parientes de Miami y finalmente regresó a Cuba con su padre-, solicitó ayuda para dar a conocer al pueblo norteamericano la injusticia que se está cometiendo en el caso de los Cinco. “A diferencia de lo ocurrido con Elián, los Cinco no se conocen en este país,” dijo.Aseguró que la política de Washington contra Cuba no necesariamente refleja cómo piensa la población estadounidense.  “Con más información sobre el caso y sobre Cuba, los estadounidenses de buena voluntad apoyarían a los Cinco igual que apoyaron a Juan Miguel”, concluyó.José Pertierra añadió que la decisión de negarle las visas a Olga y Adriana viola obligaciones internacionales de los EEUU., entre ellas la Convención para la protección de los prisioneros y detenidos (en inglés, Body of Principles for the Protection of All Persons under Any Form of Detention or Imprisonment), cuyo artículo 19  dice que una persona detenida tiene el derecho de recibir visitas de su familia.  También, la Convención Reglas mínimas para el Tratamiento de los Prisioneros, que establece que los presos tienen el derecho, bajo supervisión, de recibir visitas de su familia inmediata. Pertierra aseguró que los Estados Unidos también han violado la ley estadounidense.  “La Corte Suprema en un caso llamado Overton vs. Bazzeta (2003) estableció que los limitantes para las visitas tienen que tener una relación racional con los intereses penales de la cárcel.  No se les puede negar las visitas a los presos por razones arbitrarias o caprichosas”, aseguró. Hasta los propios reglamentos de las prisiones federales establecen el derecho de los presos para recibir visitas de sus familiares, salvo que existan “fuertes circunstancias a lo contrario”, dijo y añadió: “el aislamiento de Gerardo y René de sus esposas no solo es inmoral.  Es ilegal.”  En su intervención, José Pertierra aseguró que “los Cinco fueron enviados a los Estados Unidos para combatir el terrorismo organizado y financiado en este país, que ha causado la muerte de más de 3 500 cubanos”.  No se puede olvidar que “desde su guarida en Centroamérica, Luis Posada Carriles recibía dinero de los grupos terroristas de New Jersey y de Miami con el cual empleaba a mercenarios centroamericanos para que fueran a poner bombas en La Habana”.  Mientras que Posada Carriles, el Osama Bin Laden de América Latina goza de plena libertad en Miami, los Cinco están presos en cinco diferentes y distantes cárceles en los Estados Unidos.  Pertierra también habló brevemente sobre la vista oral en Atlanta el 20 de agosto.  “La clave de la apelación tiene que ver con la mala conducta de la fiscalía durante el juicio en Miami”, comentó.  A su juicio, la fiscal contaminó el jurado con sus declaraciones e insinuaciones, y consecuentemente el veredicto de condena está también contaminado.  Veintiocho veces el juez de Miami le llamó la atención a la fiscal durante el proceso por alegar cosas que no habían demostrado con evidencia. “La fiscalía tendría ahora que demostrarle al Tribunal de Apelaciones en Atlanta que existía evidencia abrumadora para sostener el veredicto, algo que no puede demostrar porque no hay evidencia que muestre una conspiración para cometer espionaje o asesinato”, aseguró.Campbell y Pertierra respondieron preguntas de los asistentes a la tertulia en el Busboys and Poets. 

“Busboy” es la palabra en inglés que designa la persona que recoge los platos en un restaurante. El nombre del local está inspirado en una anécdota del poeta estadounidense Langston Hughes, quien trabajaba como “busboy” en un restaurante al que asistía con frecuencia Vachel Lindsay.  Hughes le entregó algunos de sus poemas.  A Lindsay le gustaron los poemas y el hecho marcó el inicio de la carrera de uno de los más celebres escritores de la historia literaria de los Estados Unidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres